Como disciplinar el Corazón III

La similitud entre el corazón y sus órganos externos

Cuando el apetito y la Ira son obedientes al Corazón lo ayudan a alcanzar su felicidad eterna protegiéndolo y obedeciendo sus ordenes, se puede decir que en dicho caso ambos se encuentran en balance.  Pero otras veces el apetito y la Ira desobedecen al corazón haciéndolo débil, somentiéndolo a ellos y destruyendo el propósito de Su viaje.

El Corazón posee otro ejercito que es la Sabiduría (Hikma) y la reflexión. La Sabiduría y la reflexión ayudan al corazón a mantener al apetito y al ira en control y no permitir que se vuelvan del partido del Shaytan. la mayoría de las personas ha hecho de la sabiduría un esclavo de los deseos, desarrollando así estrategias para continuar satisfaciendo sus apetitos.

Metáforas del Corazón

Metáfora 1:

El Alma es como el gobernante de su ciudad y reino, el cuerpo es el reino del alma, los miembros y las habilidades son los trabajadores y artesanos. la capacidad de reflexión es el consejero sabio y ministro.  El apetito es como esclavo malo a cargo de traer las provisiones a la ciudad. La Ira y la vehemencia son como el jefe de la policía.

el Esclavo a cargo de traer la provisión es mentiroso, impostor y malicioso, que juega el rol de consejero sincero, pero en su consejo hay veneno y maldad. Se encarga de combatir todos los sabios consejos del Ministro (el intelecto). cuando el Alma, como gobernante escucha el consejo del Sabio consejero y rechaza las insinuaciones del esclavo, y ordena al jefe de la policía (la Ira) disciplinar al esclavo y subordinarlo a las ordenes del Ministro, y está obligado a obedecer las ordenes. Esto permite que el Reino esté en armonía y que la Justicia prevalezca en el Alma.

Cuando el Alma busca la ayuda del intelecto  y es disciplinada por el entusiasmo de la ira,  el cual lo fortalece frente al apetito, buscando la ayuda del uno contra el otro, algunas veces disminuyendo el exceso de la ira, haciéndose aliado del apetito y modificandolo gradualmente; otras veces subyugando y superando al apetito, al darle poder a la ira sobre este, y desaprobando sus exigencias, entonces sus poderes se armonizan y su carácter se balancea.

quien no tome este camino es como aquel que Allah describe en el Quran:

¿Has visto a quien toma por dios a su pasión y Allah lo extravía en virtud de un conocimiento, sella su oído y su corazón y pone un velo sobre su vista? ¿Quién lo guiará fuera de Allah?¿Es que no vais a recapacitar? 45:23

Cuéntales el caso de aquel a quien habíamos dado Nuestros signos y se despojó de ellos, entonces el Shaytán fue tras él y estuvo entre los desviados. Si hubiéramos querido, habríamos hecho que éstos le sirvieran para elevarle de rango, pero él se inclinó hacia lo terrenal y siguió su deseo.Es como el perro, que si lo ahuyentas jadea y si lo dejas también; así es como son los que niegan la verdad de Nuestros signos. Cuéntales la historia por si acaso reflexionan. 7:175- 176

Así cuando llegue la gran Calamidad,  el día en que el hombre recuerde aquello por lo que se esforzó  y el Yahim sea mostrado a todo el que vea.  El que traspasó los limites  y prefirió la vida inmediata,  tendrá como morada el Yahim.  Pero quien temió que habría de comparecer ante su Señor y refrenó su alma del deseo,  tendrá como morada el Jardín. 79: 39 41

Metáfora 2:

El cuerpo es como una ciudad y el intelecto el gobernante, sus poderes sensoriales internos y externos son su ejercito y sus ayudantes. sus miembros son como los habitantes de la ciudad, el alma gobernada por los apetitos y la ira que llaman al mal son como los enemigos que luchan contra la gente de la ciudad y desean destruirlos. Su cuerpo se convierte en el puesto fronterizo y su alma el lugar en el que los guardias están estacionados. Si este lucha contra el enemigo y obtiene la victoria sobre él como debería, entonces su obras serán elogiadas cuando vuelta ante la presencia de Allah, como menciona Él en el Quran:

No son iguales los creyentes, que sin estar impedidos, permanecen pasivos y los que luchan en el camino de Allah con sus bienes y personas. Allah ha dado un grado de preferencia a los que luchan con sus bienes y personas sobre los pasivos. A ambos les ha prometido lo más hermoso, pero ha favorecido a los que luchan sobre los que se quedan pasivos con una enorme recompensa. 4:95

pero Si este pierde la batalla y abandona a su gente, sus obras seran reprochadas y llamadas a cuentas cuando se encuentre frente  a Allah. Esta es la lucha a la que se refiere el profeta Muhammad saws cuando nos dice en el hadith, ”hemos vuelto de la jihad menor para enfrentarnos a la jihad mayor”

Metáfora 3:

El intelecto es como un Jinete quien ha salido de caza, Su apetito es Su Caballo y su ira es su perro. cuando este es un buen jinete, su caballo bien domado y su perro entrenado, logra el éxito.  Pero si  es torpe, su caballo indomable y su perro vicioso, entonces ni su caballo sigue su guía ni su perro sigue sus órdenes, solo puede obtener el fracaso. la torpeza del jinete es como la ignorancia del hombre, su falta de percepción y su limitada sabiduría, el caballo bien entrenado es como el apetito bajo control, especialmente el de la comida y los deseos sexuales. el perro entrenado es como la victoria y dominio sobre la ira.

 

Esta entrada fue publicada en tazkiyah y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s