Purificación del Corazón 14

  1. Jactancia y arrogancia

La siguiente enfermedad del corazón es la jactancia y la arrogancia. Existen personas que se jactan de sus ancestros y de su linaje, cuando no han hecho nada por obtenerlo. Allah decide en que familia nacemos y nuestros ancestros, por eso jactarse del linaje es una actitud arrogante y reprochable.

Hay otras personas que hacen lo necesario para dirigir la atención de los otros hacia ellos. Nadie disfruta de la compañía de una persona jactanciosa y arrogante y Allah los reprocha en el Quran:

Y no pongas mala cara a la gente ni andes por la tierra con insolencia, pues es verdad que Allah no ama al que es presumido y jactancioso.

Sura al Luqman 31:18

No hay nada que ocurra en la tierra o en vosotros mismos, sin que esté en un libro antes de que lo hayamos causado. Eso es fácil para Allah. Para que no os desesperéis por lo que perdáis ni os alegréis, arrogantes, por lo que os da.Allah no ama al que se vanagloria o es jactancioso.

Sura al hadid 57:22-23

El origen de la jactancia es la arrogancia, la cual es una de las peores enfermedades del alma, consiste en creerse especial y asumir aires de grandeza.

AR Rumi escribió en uno de sus poemas: ‘‘no te conformes con las historias de aquellos antes de ti, ve y crea tu propia historia’’

Los nefastos tiranos y villanos de la historia de la humanidad han estado llenos de mucha arrogancia, si hay restos de arrogancia en nuestro corazón debemos preguntarnos si queremos asemejarnos a los peores enemigos de Allah y de los profetas.

La arrogancia fue la perdición de satanás, así es como él alimenta nuestro ego para desviarnos del camino recto.

Allah dice en el Quran:

Alejaré de Mis signos a quienes se llenan de soberbia en la tierra sin razón; ésos que aunque vean todo tipo de signos, no creen en ellos y aunque vean el camino de la guía recta no lo toman como camino, pero que si, en cambio, ven el camino de la perdición, lo toman como camino.Eso es porque han negado la verdad de Nuestros signos y son indiferentes a ellos.

Sura al araf 7:146

No hay duda de que Allah conoce lo que guardáis en secreto y lo que publicáis, realmente Él no ama a quien se llena de soberbia.

Sura an nahl 16:23

Aquéllos que discuten los signos de Allah sin tener ninguna prueba que les haya venido. Grande es la repulsa que provocan en Allah y en los que creen. Así marca Allah al corazón soberbio y arrogante.

Sural Al Ghafir 40:35

Aprendemos de estos versos como Allah aleja a los arrogantes de la guía, del entendimiento de la verdad, es el castigo por creerse superiores. La arrogancia implica mirar las cosas desde una perspectiva más alta, viendo a los demás como seres diminutos e inferiores. Quien toma consciencia de sí mismo, entiende su naturaleza pecadora, y comprende la magnitud de sus errores, entiende su naturaleza de esclavo de Allah y de creación, empieza a ver el mundo desde su pequeñez y su inferioridad con respecto al Creador. Esa es la perspectiva correcta, porque la arrogancia está asociada con la ignorancia de nuestro lugar en este mundo, negligencia de nuestros pecados y falta de entendimiento de quien es Allah, el Señor de los mundos.

Uno de los atributos de Allah es Al Mutakabbir, El Orgulloso, este es un atributo que solo le pertenece a Allah, debido a su Majestuosidad, a Su posición, a Su grandeza, a Su perfección.

En un hadith auténtico, el profeta Muhammad narró, que quien tenga un átomo de arrogancia en su corazón no entrará al paraíso.

El sistema de la creación de Allah se caracteriza por la justicia, y es justo que aquellos que se sienten superiores y tratan a los demás como inferiores, reciban justicia en el día del juicio donde los arrogantes serán transformados en pequeñas hormigas pisoteadas por aquellos que  consideraban inferiores a ellos.

Según Imam al Ghazali, existen diferentes tipos de arrogancia.

El primer tipo de arrogancia  es el de aquel que se siente superior a los demás. Los sabios son muy frágiles ante este tipo de arrogancia debido al conocimiento que han obtenido pueden llegar a sentirse en un nivel de superioridad sobre los demás.

El segundo tipo de arrogancia es el de aquel que siente desprecio y actúa con desdén ante otros

El tercer tipo de arrogancia se relaciona al linaje, aquellos que provienen de ‘cuna noble’ se les enseña a actuar de manera particular y crecen pensando que son mejores que los demás.

Este tipo de  arrogancia se ve arraigado en algunas culturas o razas que se sienten superiores a otras simplemente por su color o su origen. Allah nos enseña que todos somos iguales sin importar nuestra condición social, nuestra raza u origen, lo que nos diferencia es el nivel del taqwa.

¡Hombres! Os hemos creado a partir de un varón y de una hembra y os hemos hecho pueblos y tribus distintos para que os reconocierais unos a otros. Y en verdad que el más noble de vosotros ante Allah es el que más Le teme. Allah es Conocedor y está perfectamente informado.

Sura al hujurat 49:13

Imam al Haddad dijo: nadie debe respectar o elogiar a un hombre ignorante sin importar su linaje o línea de virtuosos ancestros, el hacerlo puede traer consecuencias adversas para él, puede hacer que se confunda con respecto a Dios y ser negligente de adquirir un comportamiento adecuado y distraerlo de ganar la provisión para el más allá.

la cura  para la arrogancia consiste en recordar nuestros humildes orígenes orgánicos… el Quran nos recuerda de nuestro origen en el siguiente verso:

¿Acaso no fue una gota de esperma eyaculada? (37) ¿Y fue luego un coágulo?, ¿y lo creó dándole forma completa? (38) ¿E hizo a partir de él a la pareja: varón y hembra?

Sura al qiyama 75:37-39

Que muera el hombre! ¡Qué ingrato es! (17) ¿De qué cosa lo creó? (18) De una gota de esperma lo creó y lo determinó, (19) luego le propició el camino (20) y luego le hace morir y entrar en la tumba. (21) Y después, cuando quiera, lo devolverá a la vida. (22)

Sura abasa 80:17-22

Que mire el hombre de qué ha sido creado. (5) Ha sido creado de agua eyaculada (6) que sale de entre la espina dorsal y las costillas. (7)

Sura tariq 86:5-7

Quien se conecte con la palabra del Creador, no puede retener sentimientos de arrogancia en su corazon al ser recordado de su humilde origen.

Otra forma de combatir la arrogancia es aprendiendo sobre la vida de los héroes del Islam, los cuales eran ejemplos de humildad pura.

Abu Huraira, el compañero del profeta que relato más de 5000 ahadith después de su muerte, era un ejemplo de humildad como todos los demás. Un dia se sentó en la compañía de alguien el cual retiró sus pies. Abu huraira le preguntó porque había hecho eso. El hombre le contestó que por respeto a él. Abu huraira le dijo: por mi causa? No veo alguien peor que yo en esta reunión!

Su palabras de humildad eran sinceras, de verdad él creía que no había nadie peor que él. La humildad es el reconocimiento de nuestras debilidades como humanos.

Otra forma de arrogancia es actuar con humildad para demostrar nuestra virtud, el admirar nuestros propios actos de humildad es arrogancia! Aun así, los sabios opinan que es mejor imitar la humildad que actuar abiertamente de manera arrogante, hasta que el corazón absorba los rastros de humildad y se convierta en una virtud genuina de nuestra personalidad.

La cuarta forma de arrogancia es debido a la belleza, para destruir este pensamiento, debemos saber que la belleza es algo ilusorio y subjetivo, dependiendo de la cultura, el lugar nos encontremos. Los años se llevan la belleza dejando un cuerpo envejecido.

La belleza es un regalo de Allah y no hemos hecho nada para nacer con nuestro físico. El profeta solía suplicar a Allah cuando se veía en el espejo, que embelleciera su carácter así como ha embellecido su físico.

El quinto tipo de arrogancia se debe a la riqueza, debemos recordar quien es el proveedor de todo lo que tenemos y si decide, en este mismo momento, puede quitarnos todo lo que nos ha proveído.

El sexto tipo de arrogancia es basada en la fuerza física, que de igual manera es un talento que Allah le da a los siervos que el escoge.

La séptima forma de arrogancia es por tener mucho de algo, muchos amigos, muchos estudiantes, muchos seguidores, muchos hijos.

La octava forma de arrogancia es debido al conocimiento obtenido, los sabios son frágiles ante este tipo de arrogancia.

Allah le ha dado al hombre muchas bendiciones que no le ha dado a otras creaciones, e irónicamente son estas bendiciones las que a veces causan al hombre caer en la arrogancia, debido a la ingratitud, y el no reconocer el origen de todas las bendiciones que el posee.

Para erradicar todas las formas de arrogancia, debemos recordar que TODO LO QUE SOMOS y lo que tenemos proviene de Allah. nada es permanente en este mundo, todo es temporal.

un incidente del Qadar puede borrar nuestra belleza, nuestra fuerza, nuestro conocimiento, nuestra riqueza y todo lo que tenemos.

El ser humano debe ser agradecido con Allah, quien es genuinamente agradecido con Allah, desarrollará naturalmente una actitud de humildad.

Esta entrada fue publicada en tazkiyah y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s