Purificación del Corazón 13

Negligencia

Ghafla se refiere a la falta de atención a aquellos asuntos que son mucho más importantes y fundamentales que los asuntos de este mundo.  Imam Al Junaid *sabio del siglo 9* dijo que la negligencia era el origen de todas las patologías del corazón.

En el Quran la palabra Mughaffal describe a una persona que es engañada fácilmente y no es consciente. Es estar ocupado con aquello que no merece la pena y olvidar lo que de verdad importa.

De acuerdo a algunos lingüistas la palabra NAS (Gente) viene de la raíz Uns que significa intimidad ya que el ser humano basa su vida en las relaciones cercanas que construye con los demás. Otros lingüistas opinan que viene de la raíz nasia que significa olvidar. El ser humano tiene a olvidar y de ahí la importancia de la repetición en los rituales espirituales, con la finalidad de recordar al ser humano lo que es fundamental.

Una alegoría que explica la vida de este mundo

Hay unas personas en una cueva, los cuales han vivido ahí toda la vida, a la entrada de la cueva hay una lámpara que hace que se vean sombras las cuales las personas creen que son realidad. Uno de los hombres sale de la cueva y se encuentra con el mundo, vuelve y llama a los demás a que entiendan que ahí afuera hay un mundo real y que las sombras son ilusiones ópticas. Los demás lo asesinan y la mayoría prefiere vivir en la oscuridad de la caverna creyendo que las sombras son reales.

Así actúa la gente con el mensaje de la verdad. Cuando un profeta trae el mensaje de la vida verdadera, nos llama a dejar de creer en las sombras que vemos,  muchos rechazan este mensaje y pocos son los que tienen el valor de salir y enfrentar la realidad.

Encontramos en el Quran varias definiciones de la palabra ghafla, pero en la mayoría de los versos se refiere al estado de negligencia e inconsciencia.

Cada alma vendrá acompañada de uno que la conducirá y de un testigo.  Habías estado descuidado de esto y ahora te hemos quitado el velo de manera que tu vista, hoy, es aguda.

Sura qaf 50: 21-22

La peor consecuencia de la negligencia es la incapacidad de ver las cosas como son realmente, esto se debe a escoger un estilo de vida que no va de acuerdo con la revelación de Allah, esto hace que los signos de Allah pasen desapercibidos por los seres humanos.

El profeta Muhammad saws solía suplicar: oh Allah muéstrame la verdad tal y como es, y ayúdame a seguirla y muéstrame la falsedad tal y como es y ayúdame a evitarla.

Según Imam Mawlud, también es ghafla (negligencia) desconocer lo que Allah ha revelado y considerar la diferencia entre lo que es HAQQ y lo que es Batil irelevante.

La cura para la negligencia puede considerarse en 4 pasos:

la primera es el arrepentimiento, era Sunnah del profeta Muhammad decir ‘astaghfirullah wa atubu ilaih’ Busco el perdón de Allah y vuelvo a Él en arrepentimiento de 70 a 100 veces por día. Este acto resulta de la consciencia sobre nuestros actos diarios, el analizar nuestros errores diariamente. Es un ejercicio de ‘‘auto-juicio’’

es un ejercicio de contabilidad como lo haría un comerciante al final de un día de ventas, en este caso nuestras obras son la inversión en nuestra vida eterna, si hemos obtenido ganancias, se debe a que nuestras obras han complacido a Allah, pero si hemos obtenido pérdidas debido a nuestros pecados, entonces pedir perdón a Allah balancea nuestra pérdida.

El segundo paso es visitar a las personas piadosas, aquellas de excelentes modales y carácter, que representan el Quran y la Sunnah en sus acciones, son personas que trasmiten un mensaje de fe porque por medio de su personalidad inspiran a los demás a intentar ser mejores. Se debería visitar a personas de este nivel para adquirir conocimiento o un consejo. Los sabios solían visitar personas piadosas como método de ascensión espiritual, hoy en día es muy difícil encontrar personas de un nivel de piedad elevado. Pero podemos leer la biografía de grandes héroes del Islam, sabios con un nivel tan elevado, no visto por nuestra comunidad en esta era. Sabios como Imam Al Bukhari, Imam Muslim, Imam Abu Hanifa, Imam Malik, entre  otros. Leer sobre sus vidas, como eran en el ámbito personal y social nos ayuda a elevar nuestra fe, a salir de la negligencia en la que vivimos y a aspirar a ser mejores musulmanes.

La tercera cura para la negligencia es hacer ‘durud’, lo que se traduce como enviar bendiciones al profeta Muhammad. Es parte de la Sunnah repetir al menos 10 veces allahuma salli wa sallim 3ala nabiyina Muhammad en la mañana y en la noche. Los sabios especializados en las ciencias de ahadith, se identificaban por esta práctica, de invocar bendiciones al profeta Muhammad. Imam Ahmad Az Zarruq dijo que quien no tienea un mentor espiritual, (murabbi) debe repetir con frecuencia durud durante el día ya que esta práctica purifica el corazón y es cura para la negligencia.

En la historia del Islam, todos los sabios, antes de convertirse en Eruditos del Islam, estudiaron bajo muchos sabios que servían también como maestros espirituales, no solo adquirían conocimiento, sino modales, y tazkiyah (proceso de purificación del corazón). Hoy en dia debido a la falta de sabios, también hay una falta del proceso de tazkiyah, la cual es vital para que el conocimiento tenga un impacto en el espíritu. Hoy en día el conocimiento teórico abunda pero la falta de tazkiyah impide que los musulmanes nos beneficiemos de ese conocimiento. A esto es lo que se refiere  Imam Ahmad al Zarruq, si no tenemos un maestro por medio del cual aprendemos conocimiento de las ciencias del Islam y de las ciencias del corazón, entonces debemos repetir constantemente durud al profeta Muhammad.

La cuarta cura es la recitación del Quran en árabe, algunos sabios recomiendan leer 1 juz por día pero si esto es difícil entonces lo que se pueda leer. Es importante leer el Quran con entendimiento, y contemplación para que despierte al corazón de la negligencia. También se recomienda escuchar la recitación porque aunque no se comprenda el significado, el sonido del Quran cura el corazón.

¡Hombres! Os ha llegado una exhortación de vuestro Señor, una cura para lo que hay en los pechos y una guía y una misericordia para los creyentes.

Sura Yunus 10: 57

Por último la compañía es importante, debemos buscar estar en la compañía de aquellos que recuerden a Allah, porque los negligentes, solo nos impulsan al olvido de Allah. quien se aleja de la verdad, Allah lo incrementa en la negligencia e ignorancia

Y sé constante en la compañía de aquellos que invocan a su Señor mañana y tarde anhelando Su faz, no apartes tus ojos de ellos por deseo de la vida de este mundo ni obedezcas a aquel del que hemos hecho que su corazón esté descuidado de Nuestro recuerdo; sigue su pasión y su asunto es pérdida.

Sura al kahf 18:28

Lo interesante de la negligencia es que tarde o temprano nos curamos de ella, pero lo ideal es curarnos de la negligencia en este mundo. Hay quienes viven la vida en negligencia y despiertan ante su realidad en el akhira, la cual empieza con la muerte, cuando es demasiado tarde. Existen dos infiernos, el infierno de la negligencia en este mundo, y el infierno de la realidad en el más allá, donde los negligentes recordarán a Allah por medio del dolor y el calor del fuego.

Rencor

O ghill es una enfermedad del corazón que consiste en guardar odio y resentimiento por otra persona a tal punto de desearle el mal. la víctima más afectada del rencor es aquel que lo siente, Allah nos enseña la siguiente suplica en el Quran:

¡Señor nuestro! Perdónanos a nosotros y a nuestros hermanos que nos precedieron en creer y no pongas en nuestros corazones ningún rencor hacia los que creen.¡Señor nuestro! Realmente Tú eres Clemente y Compasivo.

Sura al hashr 59:10

Una de las bendiciones que Allah otorgará a los habitantes del paraíso es remover los sentimientos de rencor del Corazón, Allah dice en el Quran:

Quitaremos el rencor que pueda haber en sus pechos,

Sura al araf 7:43

Les quitaremos el odio que pueda haber en sus pechos y estarán, como hermanos, recostados en lechos unos enfrente de otros.

Sura al hijr 15:47

Imam Mawlud recomienda que si alguien siente rencor por su hermano, debe mostrarle buena actitud y buenas intenciones ya que el corazón se siente naturalmente inclinado hacia aquellos que son benevolentes. En cambio, al mostrar el rencor a otra persona hace que en su corazón surja el mismo sentimiento negativo. Satanas se regocija cuando surge el rencor entre hermanos en la fe.

Allah no perdonará a aquellos que no perdonen a sus hermanos, ya que esta es una enfermedad que infecta el corazón e impide que las bendiciones lleguen a nuestra vida.

Esta entrada fue publicada en tazkiyah y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s