¿Qué es el Ego y cómo transformarlo? parte 1

Definición de Nafs en El Islam

Nafs es el Alma de los seres humanos y es el motor detrás de nuestras acciones. La definición Lingüística de ‘nafs’ es: alma, psyche, el ego, el yo, la vida, persona, corazón o mente. por consenso de los sabios, El Quran identifica tres tipos de alma (nafs):

  1. Nafs al ammara bi- su’i. (Alma que ordena el mal)
  2. Nafsa al Lawwama (Alma que se reprocha)
  3. Nafs Al Mutma’inna (alma en estado de complacencia)

Ibn Al Qayyim dijo que el alma es una entidad única que pasa por diferentes estados (mencionados anteriormente) hasta llegar hasta su estado de perfección (Nafsul Mut’mainna)

A continuación vamos a hablar del primer tipo de alma, que se define como ego y según los sabios, este tipo de alma reside en el mundo sensorial y dominada por los deseos terrenales y las pasiones:

Desde una perspectiva espiritual, el ego (Nafs al ammara bi su’i o el alma que ordena el mal) es considerarse a sí mismo distinto de los demás debido a la identificación con el cuerpo físico y la vida material. El ego es vivir pensando que nuestra existencia se limita a la vida en este mundo con los 5 sentidos, mente, e intelecto e identificarnos con ellos en varios grados.

En psicología, en términos sencillos , se puede definir el ego como orgullo sobre uno mismo. Pensamientos tales como:

  • “mi cuerpo y mente”
  • “mi intelecto”
  • “mi vida”
  • “mi riqueza”
  • “mi espo@ e hijos”
  • “yo debería ser feliz”
  • ”no me merezco esto”
  • ”yo soy buena y no me merezco esta situación”
  • ”porque pasan cosas malas a la gente buena”

todos estos pensamientos proceden sólo del ego.

El Islam nos enseña que nuestra verdadera vida (no aquella preconcebida por el ego) se basa en el reconocimiento de Dios como Único digno de adoración,  redirigir nuestra vida alrededor de Él, y así desarrollar  una conciencia de Él permanente. Cuando  reconocemos la posición central de Dios en nuestra vida, y vivimos de acuerdo a ello, entonces naturalmente nuestro comportamiento se transforma, desde lo que ‘yo’ (mi ego) quiero a lo que Dios quiere de mi.

Nos tornamos en siervos sometidos a la voluntad divina, soltando así las cargas y responsabilidades que nos hemo ‘auto-impuesto’ sobre las cuales no tenemos control (El Destino y las Fuerzas Externas). Reconociendo así que lo único sobre lo que tenemos autonomía es sobre nuestras intenciones, porque inclusive, hasta nuestros actos físicos pueden ser interrumpidos por esa fuerza mayor que no podemos controlar.

entonces el ser humano pasa de creerse dueño absoluto de su vida, de sus acciones, y forjador único de su destino, egocéntrico (es decir que su vida gira en torno a él mismo) a ser un ser libre de ego, Teocéntrico (es decir que su vida gira en torno a Dios) que cuida de sus intenciones y se asegura de que cada paso que de, lo realice con consciencia para agradar a Dios. (taqwa)

ahora, esto no quiere decir que el ser humano no pueda escoger como vivir, tenemos una capacidad enorme de atracción, pero la fuerza poderosa que poseemos no son las determinaciones, el trabajo duro, las metas y objetivos, sino la intención. la intención es tan poderosa que nos hace ver aquello que deseamos en todo lugar, automáticamente se genera un filtro mental donde solo percibimos aquello que deseamos, moviendo así nuestros actos hacía eso que queremos alcanzar. Por ejemplo, cuando queremos comprar un carro nuevo, y lo tenemos en mente, empezamos a verlo en todo lugar, empezamos a darnos cuenta de cuantas personas han obtenido el mismo carro, esto no significa que recientemente todos decidieron obtener el mismo modelo que yo quiero, significa que mi intención ha despertado mi atención haciendo un filtro mental y viendo aquello que quiero de manera conciente a mi alrededor.

Ahora, Si Dios tiene el control de mi vida, ¿ Qué es el libre albedrío?

Es decidir como respondemos ante el Qadar (El decreto divino, conocido como la predestinación) y también decidir como queremos vivir (intenciones) y actuar bajo ese deseo, recordemos el siguiente hadith:

“Ciertamente las buenas obras dependen de las intenciones, y cada hombre tendrá según su intención; así, aquel cuya emigración fue por Dios y su Mensajero, su emigración fue por Dios y su Mensajero, y aquel cuya emigración fue por conseguir algún beneficio mundanal o por tomar alguna mujer en matrimonio, su emigración fue para aquello por lo que emigró”. 

40 hadices de an Nawawi, compilado en Bukhari y Muslim

de hecho,la mayoría de las veces, somos capaces de hacer aquello que nos proponemos movido por nuestras intenciones, pero siempre debemos tener presente que si Dios determina lo contrario en un asunto, jamás se llevará a cabo.

Una muestra de egocentrismo, es sentir una gran frustración y estado de derrota cuando no logramos aquello que nos proponemos. Aunque expresemos verbalmente que confiamos en Dios, en el fondo queremos que las cosas se den solo como nosotros planeamos, pero disfrazamos nuestras intenciones egocéntricas de ‘teocéntricas’ reafirmándonos a nosotros mismos que aceptamos lo que ‘Dios decrete’, aunque por dentro llevemos una lucha interna, e inclusive externa, esperando obtener los resultados deseados.

así es como nos convertimos en seres humanos confundidos, cuando no somos consecuentes con lo que decimos y hacemos, se genera una confusión interna que nos causa dolor.

El sufrimiento es consecuencia del Ego:

la mayoría de los seres humanos hoy en día viven en estado de sufrimiento, el cual tratamos de evadir, por medio de las adicciones, y las dependencias. hay personas que no soportan la soledad, porque esto implica escuchar la voz interna que nos dice como nos estamos realmente sintiendo.

muchos viven la vida dopados, para no experimentar el sufrimiento, y cuando tenemos la ´osadía´de enfrentar el dolor, nos damos cuenta que muchas veces ni siquiera sabemos por que sufrimos, tal vez no exista una razón especifica por la cual estamos sufriendo,  es simplemente una mezcla de sentimientos:

  • tristeza,
  • vacío,
  • baja auto estima,
  • sensación de derrota,
  • vergüenza de que los demás conozcan mi vulnerabilidad,
  • pensamos que nuestra vida no tiene sentido,
  • nos sentimos como perdedores e incapaces de lograr el éxito.

Inclusive, las personas que han tenido éxito en la vida material, pueden experimentar este dolor, porque no se trata de lo que hemos obtenido de manera cuantitativa, sino de lo que logramos absorber internamente de manera cualitativa.

pero mientras sigamos midiendo nuestro éxito basado en el exterior, seguiremos siendo esclavos de nuestro ego, el cual es el responsable de nuestro dolor y sufrimiento.

Si una persona, se ve a si mismo como responsable total de su vida, de sus logros, de su felicidad y realización, y emprende su vida en búsqueda de la tan deseada felicidad, se encuentra con los obstáculos de las fuerzas externas, del Qadar, pero sobre todo se encuentra con el mayor obstáculo de la felicidad, y es la falsa creencia que nos dice que necesitamos del exterior para alimentar esos deseos internos. y así luchamos y luchamos constantemente por obtener todo lo que queremos con la intención de sentirnos ´realizados´y nos encontramos con que nada nos satisface, nada nos llena, nada nos hace felices, nos sentimos confundidos, y como unos grandes perdedores.

Ahí es donde entran las adicciones, que no son solamente el alcohol y las drogas, sino también la ‘auto-flagelación’ que es una forma de decirnos a nosotros mismos, que por medio de la auto-crítica llegaremos a ser mejores.

También nos volvemos adictos a la crítica de los demás porque así sentimos que somos mejores que aquellos que criticamos y eso nos hace sentir mas aliviados de la sensación de dolor. ”al final, hay alguien ´peor´que yo!”

Se vuelve adicción todo lo que utilizamos para evitar estar solos con nosotros mismos, la música, la televisión, el Internet, la compañía de otros, si le temes y le huyes a estar solo contigo mismo,   es porque probablemente sientes miedo de afrontar tu dolor, lo cual te obliga a cuestionar la forma como estás viviendo tu vida.

¡Vosotros que creéis! No sigáis los pasos del Shaytán. Y quien siga los pasos del Shaytán, el sólo manda la indecencia y lo reprobable. De no haber sido por el favor de Allah con vosotros y por Su misericordia ninguno de vosotros se habría purificado jamás; pero Allah purifica a quien quiere; y Allah es Quien oye y Quien sabe. 24:21

Esta entrada fue publicada en tazkiyah y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s