Al Despertar…

Al Profeta Mohammed se le dijo lee a mi se me ha dicho escribe….

Hoy al llegar a la cima de la montaña comprendí que “yo” no era yo… nunca fui yo, nunca seré yo… soy tan solo un vestido, una máscara, un personaje sin vida propia, sin ser propio, soy un personaje prestado, me vive algo más que se esconde detrás de mis ojos, algo que cuando me miras directamente a las pupilas se expande, y mi sistema de seguridad se alerta porque sabe que ha sido descubierto y que he de morir en ese momento….

Lo que habita en mi hoy me habló… me dio las gracias por sentir a través de mi, hoy me dio las gracias por esta experiencia, única como cada una de las que ha vivido. En ese momento me sorprendio su Gratitud, como puede El Creador, El Infinito, La Aseidad misma, la cual no hay otra sino El, agradecer a su inexistente siervo, agradecer a su personaje ficticio? y justo en ese instante entendí Su atributo Ash Shakur (El Agradecido) no porque le recen, no porque le alaben, no porque le recuerden, sino tan solo por habitarlos y sentir a través de ellos….


Hoy supe que no existo, hoy lo viví, hoy no lo pensé, hoy no lo medité, hoy no lo racionalicé, tan solo lo sentí. El Yo Soy es Lo Único y El Único, lo demás son disfraces que Él viste para conocerse. Eso somos, siervos imaginarios de una Mente Divina que juega a conocerse… Y mientras lo escuchaba hablar a través de mis palabras, sentí nula mi identidad, en ese momento, no tenía nombre, ni apellido, ni género, y me encontré en total silencio, en total humildad, totalmente vacía, tal como una flauta por la cual pasa el aire y produce una melodía.

En ese instante dejé de sufrir por mi propia existencia, dejé de cargar el peso de querer ser, de querer pertenecer, de querer parecer, dejé de sentirme sola frente a un mundo vasto y cruel, dejé de sentir penas y pesares porque lo que se ha ido, lo que no es y lo que no será. dejé de competir conmigo misma por lograr, por alcanzar, por ganar. En ese momento sentí una total paz y supe que así se sentía la muerte, es el gran nacimiento a una vida libre de ti para conocerte en Él.

Él es tan Bello (Al Jameel), tan Majestuoso (Dhul Jalal), Tan Glorioso (Al Majeed) que cuando Su creación refleja Su Luz, se alimenta de sus atributos hasta creerse real (Haqq). Su creación es como la Luna que aclama luz propia cuando todos sabemos que solo refleja la Luz del Gran Sol. Cuando descubrí mi farsa, caí rendida en suyud (Postración). Es la primera postración (suyud) con sentido, con total consciencia.

El primer verdadero Suyud del Siervo no se hace para pedir favores q sigan alimentando el personaje falso… no se postra el siervo porque crea que debe arrodillarse ante algo diferente de él mismo, solo se postra porque es la reacción natural del que despierta del largo sueño y descubre su realidad. Así como al ver el rostro del amado surge una sonrisa natural, ver al Verdadero Amado conduce a un suyud natural, eterno, tan prolongado como Él desee, sin resistencias de ningún tipo, sin deseo de estar en un lugar diferente, es el anhelo mas profundo que surge del alma de lo creado cuando reconoce a Su Creador.

El que se postra, lo hace ante Lo Único Al Ahad, con total reverencia, (khushu) con total sumisión (islam) con total certeza (yaqeen) con total complacencia (rida) solo se postra porque despierta y se da cuenta que su sufrimiento se debía a que creía q su vida era real… que tenía problemas, que tenía angustias pero hoy sólo ve la perfecta configuración de su vida …

He sido un espejo, tan solo eso, que gran honor! Ser espejo del Rey. Es tan hermoso que al percibir su reflejo me quise adueñar de Él, y entonces dije: este soy yo….

Mi ‘yo’ es un ladrón de indentidad, que ha luchado por vidas y vidas para mantener una falsa apariencia, pero El pacientemente (As Sabur) detrás de los ojos de la certeza ( Ain al Yaqeen) ha observado detenidamente ( Al raqeeb) la vida a través de mi.

Despertar se asemeja a la actuación de los personajes, que al terminar el rodaje dejan su papel y vuelven a su realidad. No le temas a la muerte, morir es vivir, morir es despertar, morir es volver a casa… no te conformes con ser un ladrón del reflejo del Rostro Divino… regocíjate en Tu verdadera identidad, tú no eres tú, tú eres El.

Esta entrada fue publicada en Otros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s